MIGRACIONES BESTIALES

Argentina-elefantes-marinos

Grandes migraciones de animales

Cuando un cachalote alcanza los 70 años ha recorrido ya la circunferencia de la Tierra 60 veces. En las grandes migraciones que surcan el planeta, los animales cruzan continentes y sortean peligros según un reloj biológico regulado por la naturaleza. Protagonistas de una extenuante carrera, los animales culminan la meta gracias a la información grabada en sus genes. Huida hacia delante, no hay otra opción: las grandes migraciones de animales buscan la lluvia, las aguas cálidas o la primavera en una trepidante carrera por sobrevivir. No hay clemencia, caminar o morir; las migraciones se sucederán generación tras generación siempre que la acción del  hombre no lo impida. O incluso así.

 

Las autopistas de las ballenas

Canada-Victoria-ballenas

Una de las mayores migraciones de animales la protagonizan las ballenas grises y jorobadas en las costas de Canadá, llegando a recorrer hasta 25.000 km por año. Al oeste de Canadá, en Vancouver, las ballenas hacen un alto en el camino en su largo viaje desde las cálidas aguas de México en busca de comida. Allí permanecerán de mayo a finales de octubre, antes de emprender su ruta hacia el gélido Mar de Bering, donde se aprovisionarán de toneladas de plancton y krill para sobrevivir el invierno y retornar a aguas templadas para su reproducción.

En la costa este de Canadá, en los territorios de Quebec vecinos a Terranova, podemos avistar la migración de ballenas blancas, marsopa común, cachalotes, rorcual, ballena azul y ballena jorobada desde principios del mes de mayo hasta mediados de noviembre. Ten en cuenta que en Terranova y Labrador la temporada de ballenas es más corta, desde finales de junio a principios de septiembre. Viajes Kinsai ofrece diferentes alternativas para ver ballenas en Canadá, desde una modalidad de lujo y aventura a un viaje de costa a costa con visita, además, a varios parques nacionales.

Otro fenómeno migratorio similar tiene lugar en la zona de la Península Valdés en Argentina, un centro de reproducción de la ballena franca austral que éstas toman como base para encontrar pareja antes de emigrar. Cada año transitan las costas de Puerto Pirámides y Puerto Madryn miles de estos cetáceos en su ardua marcha hacia el sabroso krill del Atlántico Sur y la Antártida. Las ballenas suelen llegar a la región en mayo y se marchan a principios de diciembre. En Kinsai hemos tenido en cuenta este fenómeno migratorio y organizamos diferentes viajes a Argentina con parada obligatoria en Península Valdés. Sí, también podréis visitar el Perito Moreno, la Patagonia argentina y chilena, Tierra de Fuego… ¡Está todo pensado!

 

Con dos filas de dientes

buceo-con-tiburones

Los fans de las mandíbulas pueden contemplar muy de cerca tiburones blancos en nuestros viajes a Sudáfrica, puesto que uno de sus puntos de reunión en el África Austral es Ciudad del Cabo. La comunidad científica ha conseguido determinar la migración del tiburón blanco africano con exactitud: recorrerá 110.000 km en tres meses para llegar hasta las costas de Australia. No viajan en grandes grupos, y lo que parece evidente es que en Sudáfrica encuentran las condiciones idóneas para habitar y reproducirse. El alimento en este lugar del planeta -leones marinos, en particular- abunda y las aguas frías del Atlántico meridional se mezclan con las del Índico, lo que favorece que podamos avistar al temible tiburón blanco durante todo el año.

Si te apetece mirar al Gran Tiburón Blanco a los ojos y contar la experiencia a tus descendientes aprovecha para visitar Sudáfrica, sus parques nacionales y las emblemáticas cataratas Victoria.

 

El círculo de la lluvia

Viaje a Serengeti Tanzania
Cada año una población rumiante y hambrienta de un millón de ñus, trescientas mil gacelas y cincuenta mil cebras recorren la distancia de 26000 km2 en busca de pasto, en un periplo circular que les lleva a atravesar el Parque del Serengueti (Tanzania) y la reserva de Masái Mara (Kenia) persiguiendo la bendición de las lluvias. Este fenómeno conocido como ‘La gran migración’, retransmitido hasta la saciedad en los documentales de naturaleza, tiene lugar durante todo el año, en una cíclica carrera de sur a norte y viceversa.

Desde las llanuras del Serengueti, en Tanzania, las manadas de ñus comienzan a migrar hacia el norte en abril, reuniéndose en junio antes de cruzar el río Grumeti. Siguiendo siempre la dirección norte, atravesarán Ikorongo y se adentrarán en territorio Mara, ya en Kenia, donde pacerán durante los meses de septiembre y octubre. A principios de noviembre comienzan el recorrido inverso, siguiendo la vertiente este del Serengueti, para llegar con las primeras lluvias de diciembre a las llanuras del sur.

La travesía, de proporciones bíblicas, se realiza en grandes grupos siguiendo el calendario migratorio que los animales tienen integrado en su código genético. Muchos morirán -especialmente los más vulnerables como los recién nacidos- porque tras el esfuerzo de estos ungulados también, pacientemente, esperan los carroñeros y depredadores. La vida, como la muerte, se abre camino.

Vamos a favorecer que disfrutes de tan épica gesta con los viajes combinados Kenia/Tanzania con safari fotográfico, en viajes de lujo para disfrutar de parques nacionales y practicar ‘glamping’ (glamourous  camping)  y en muchos de los otros paquetes que tenemos destinados a estos espectaculares países donde el ciclo de la naturaleza sigue invariablemente su curso.

SAFARI_CEBRAS

En el mismo continente, a unos 2500 km de distancia, transcurre cada año otra curiosa migración bastante menos mediática. En Botsuana las cebras cubren hasta 250 km desde el delta del Okavango hasta las verdes llanuras del Parque Nacional de Makgadikgadi. Pero esto no es lo más interesante: en los años 50 y 60 las autoridades botsuanas se vieron obligadas por exigencias de la Unión Europea a vallar cientos de kilómetros, con objeto de erradicar la epidemia de la fiebre aftosa, popularmente conocida como la enfermedad de las ‘vacas locas’. El territorio quedó dividido en parcelas que bloquearon el acceso a la ruta de Makgadikgadi, paralizando la migración de la cebra. En 2004 ninguna de las cebras que alguna vez recorrió el camino seguía con vida; así que, con la convicción de que las cebras nacidas tras el vallado no intentarían de ninguna manera reiniciar la peregrinación, se eliminaron las barreras.

Pero la naturaleza es ferozmente perseverante. Tres años después de levantarse las vallas, las cebras del Okavango comenzaron a migrar de nuevo coincidiendo con la época de lluvias (finales de noviembre a principios de diciembre) en Makgadikgadi. Aquí llegarán en el mes de enero y permanecerán hasta marzo, cuando emprenderán la vuelta hacia el delta. Cada año los animales permanecen disfrutando durante unos meses de la hierba rica en proteínas y minerales que el Okavango no puede proporcionarles. En Viajes Kinsai tenemos varios itinerarios por Botsuana que incluyen Makgadikgadi ¡Todo un lujo!

 

Mariposas intercontinentales y tortugas nocturnas

Costa-Rica-PN-Tortuguero-2
Cruzan continentes siguiendo su instinto: Las mariposas monarca protagonizan una de las migraciones más alucinantes del reino animal. Estas mariposas, que nacen en México, viajan durante cinco meses hasta Canadá para poner allí sus huevos. La generación nacida de esa puesta emigrará en sentido contrario,  dirigida por los sensores magnéticos que tienen integrados y atendiendo a patrones de vuelo heredados generación tras generación. La posición del sol en el cielo, propia de cada estación, marcará la fecha de salida y retorno hacia México.

En Tortuguero, Costa Rica, tiene lugar anualmente el desove de la tortuga verde. El mejor momento del año para verlo es en los meses de julio a octubre. Miles de tortugas verdes llegan por la noche a la playa de Tortuguero después de haber recorrido miles de kilómetros. Aquí nacieron y aquí vuelven para poner sus huevos cumpliendo con el círculo de la vida.

Queremos rendir con este artículo nuestro particular homenaje a todos los individuos que migran, a esa voluntad férrea por prosperar que en muchos casos se convierte en viaje sin retorno. La odisea de estos seres provoca el cambio evolutivo y asegura la supervivencia, en un anhelo constante por avanzar. ¡Vívelo con nosotros!

Viajes Kinsai

 

Publicado el 6 abril, 2018 en Safari, Viajes, Viajes de naturaleza

Comparte este artículo

Back to Top