LA ISLA DE PASCUA YA ES RAPANUI

8598964032_023ebe61de_b

Es oficial, la Isla de Pascua se llama finalmente Rapanui tras años de reivindicación de la comunidad indígena que le da nombre. El pueblo rapanui, heredero de la cultura polinesia que la pobló por primera vez, persiste en su reclamación de independencia de Chile aduciendo la inexistencia de vínculos históricos con el país andino. La Isla de Pascua se ve capaz -y lo es gracias al turismo- de vivir con autosuficiencia, desprendiéndose de la tutela del continente para iniciar su andadura en solitario.

Bandera Rapanui-Isla de Pascua

Bandera de Rapanui

A pesar de todo, el aislamiento geográfico de la Isla de Pascua y su proximidad -aunque parezca mentira es el punto del continente más cercano con una distancia de 3800 km- a Chile, provoca que este país sea el que tenga establecidas líneas aéreas regulares semanales con la isla, que encabece las más importantes relaciones comerciales y que sea la mayor cantera de intercambio de profesionales. Este territorio, marcado por su posición geográfica y sometido durante siglos al tráfico de esclavos, al hambre y a las enfermedades hasta quedar diezmado a un centenar de individuos, reclama ahora organizar sus recursos y ser soberanos de su suelo.

Chile-Torres-del-Paine-lago

Torres del Paine

Viajes Kinsai os lleva a conocer la Isla de Pascua/Rapanui en un viaje combinado con la Patagonia chilena  en el que incluimos la visita a varios parques nacionales como el de Torres del Paine, un lugar rico en restos arqueológicos, lagos y saltos de agua. Otra posibilidad, especialmente indicada para novios, pero por supuesto disponible para cualquiera, es la de incluir el emblemático Salar de Uyuni en Bolivia, además de Atacama e Isla de Pascua. Existen también vuelos regulares desde Perú o Tahití, consúltanos si quieres que tu viaje a medida a Isla de Pascua tenga un itinerario diferente.

 

Los moáis de Isla de Pascua y la expedición española de González de Haedo

Desde que el primer navegante europeo arribara en 1722 a la Isla de Pascua y descubriera las enormes esculturas que pueblan el lugar nos preguntamos cómo los primeros rapanui, viviendo prácticamente en el Neolítico, fueron capaces de transportar semejantes moles de piedra hasta los ahu, las plataformas de piedra situadas a casi 20 km de la cantera.

Los moái de Isla de Pascua han sido un símbolo de la identidad de la isla reconocido generación tras generación, que se ha exportado a videojuegos y películas envuelto en su enigmática magia pétrea. Todos recordamos ‘Una noche en el museo’, cuando Ben Stiller charla con el moái adicto al chicle, o hemos visto en películas infantiles los moáis que abren sus ojos o caminan como si estuvieran provistos de ruedas.

screen-shot-2015-01-12-at-11-18-48-pm2

‘Una noche en el museo’ con Ben Stiller

Este icono, que pervivirá a lo largo de los siglos como símbolo de la isla, fue avistado desde la distancia por la expedición española de González de Haedo, el explorador que en 1770 llegó a la actual Rapanui  y la anexionó a la corona española con el nombre de Isla de San Carlos.

Los traductores que González de Haedo llevaba en sus naves trataron de establecer conexión con los rapanui en 26 idiomas diferentes sin mucho éxito, pero a través de dibujos y conexiones con otras lenguas polinesias que estos conocían fueron capaces de elaborar un diccionario rapanui-español con 88 términos y los 10 primeros números. Todo parece indicar que los notables de la isla firmaron el acta de adhesión -en idioma rongorongo- sin comprender exactamente lo que hacían, pero a pesar de ello sí ha quedado el testimonio de que la relación entre la expedición y los habitantes rapanuis fue cordial y culturalmente positiva. Un pedacito de la historia hispano-pascuense que seguro desconocíais.

Moais_Anakena

Moáis Anakena

El relato de la expedición describe con profusión los moáis, aportando información muy valiosa sobre ciertos detalles como el ‘sombrero’ que portan algunos de ellos, donde parece que se depositaban los huesos de los fallecidos. Ya entonces se preguntaban cómo habrían sido capaces de mover las esculturas -de entre uno y diez metros de altura y más de 80 toneladas de peso- sin animales de carga, un enigma que a pesar de los estudios y pruebas realizados sigue sin resolver. Todo parece indicar que lo hicieron encima de troncos, colocados de pie; esto explicaría en parte la deforestación de la isla, aunque abriría también nuevos debates y preguntas.

 

Surf, trekking y hasta un maratón: deporte y aventura en Isla de Pascua

Crater_del_volcan_rano_kau,_isla_de_pascua,_chile

Volcán Rano Kau

La Isla de Pascua/Rapanui ofrece mucho más además de sus colosales moáis: volcanes, deportes de aventura, playas y un estilo de vida que todos deberíamos probar alguna vez: hay que llegar a un lugar tan remoto como este para darse cuenta de que el tiempo pasa de otro modo. Gracias a su particular orografía y al deseo de los rapanuis de fomentar el turismo deportivo y de acción, cada junio se celebra un maratón por toda la isla al que acuden corredores de todo el mundo, acompañado de diferentes actividades deportivas como carreras de mountain bike o natación.

El buceo y snorkel son otras de las experiencias que en la Isla de Pascua adquieren una dimensión superior gracias a unos fondos marinos en los que tanto el plancton como la contaminación son prácticamente inexistentes. El kayak y el surf se practican también en esta isla, que alberga aún playas vírgenes donde recuperar el espíritu que perdemos día a día en Occidente; si de algo saben los rapanui es precisamente de eso.

Los amantes del deporte también necesitan hacer compras, salir a tomar una copa o disfrutar de la sabrosa comida local: la capital, Hanga Roa, es una bulliciosa y divertida ciudad con todo tipo de tiendas y locales capaz de satisfacer a todos los públicos. Si te preocupa el alojamiento no dudes en consultarnos, el lujo también está presente en la nueva cultura rapanui.

 

Cuevas y volcanes en la isla del Hombre Pájaro

caballos salvajes en Isla de Pascua4107084524_8faf6c4929_b

Caballos salvajes en Isla de Pascua

Cuevas, volcanes, palmeras vencidas por el suave viento, caballos en libertad pastando cerca de la playa, petroglifos y leyendas como la del Hombre Pájaro: la Isla de Pascua constituye un fascinante enclave en el océano para todos los que viajen a Chile, Perú o Thaití y puedan disfrutar unos días en tan singular lugar.

Dice la tradición rapanui que los moáis andaban, eso explicaría mucho. Como la danza de los derviches, los moáis consiguen conectar la vida con el mundo de los ancestros; una fuerza poderosa y espiritual que acompaña todavía hoy a los habitantes de la isla de las gigantescas estatuas esculpidas en toba volcánica y que podemos ponerte al alcance de la mano.

Viajes Kinsai

Publicado el 26 julio, 2019 en Viajes a medida

Comparte este artículo

Back to Top